jueves, 11 de octubre de 2018

El Paraíso perdido

Cuando muere la tarde
los silencios dominan las planicies
de mi alma y la pradera...
Una hojarasca arde
y así energía no desperdicies.

Las cenizas se las lleva el viento
y al fin el corazón
está contento
con los desatinos de la razón.

Así muere la luz...
el humor... y el llanto,
así quiero verte a trasluz...
así también me quebranto.

Un ave solitaria
gime y ríe
elevando su plegaria
¿será que el ave sonríe?

¿Dónde quedó la dicha?
¿Qué dicha?


Aquella del paraíso perdido.

Sombras envuelven la tierra
y el aire...
y el elemento...

¡Mañana!
¡mañana no existe!

Mañana encontraré
el Paraíso perdido...

Autor: Raúl Bazet Reyes




martes, 9 de octubre de 2018

¡Oh Praga!

El ideal de mi vida se plasma en esta silueta de corazón
formada por dos ocas en la capital Checa.
Tintes de metal suavemente calcinado con pinceladas de sepia y gris tornasol
son la ciudad del romance que no tiene comparación en ningún otro lugar de la tierra.

Suma a mi corazón el corazón de las ocas que ... al propósito de lo que significan para Praga y para ti.

Puntiagudas torres se desplazan hacia el cielo para elevar el aliento de las almas  y cuerpos que absorben el aire de esta melancólica ciudad.

¡Oh Praga! ¡eres incomparable!

Batido y abatido

Batirse a la lucha contra un enemigo inerte
nunca ha sido algo agradable,
la de la ciega suerte...
y así la batalla de un humanista
es ganancia formidable
vencer en una guerra es toda una conquista.

Llámame a batirme en lucha
y no quedaré abatido
doblega mi pena, que es mucha
y resquebraja mi voluntad en un latido
de pobre amor ensombrecido.

¡Lucha y siente! lo que se te da
sin querer lo que es y será...
¡Anda! que la batalla es contra el aire
pues precisamente lo que es, es
eso... un desaire...

¡Voltea y veme! que... batido
no es lo mismo que abatido.

Llorar... bueno no es
para quien se bate
y sí lo es
para quien se abate.

Calma el llanto de quien
se abate batido
y trastoca en delirio...
para quien se bate
como un martirio
en la vida,
y en ella batido y abatido.

Llueve una lluvia de flores
en estos lugares...
para el batido
y abatido.

Autor: Raúl Bazet Reyes









martes, 18 de septiembre de 2018

Homo sapiens destructor: ¡Qué bárbaros!


Diario paso enfrente de un edificio en pie pero caído...
Quisiera que la gente lo amara un poco más, pues algunos dicen que las casas y los edificios
también "se sienten"...
Cuando era niño, en el más profundo silencio de mi casa escuchaba ciertos ruidos, - que según los mayores - decían era "que la casa estaba cansada" ¡Cierto! ¡También la casa se cansa de estar de pie!

Y eso que la habitamos, que la limpiamos y la cuidamos... ¿Qué será cuando está sola?

Y diario paso enfrente del que una vez fue un amoroso hospital... y ahora es él el enfermo... ¿qué enfermedad tiene?
No otra sino que hay "agentes externos" que la rompen, la quiebran y la quieren desbaratar... ¡los bichos no son microscópicos! ¡andan en dos patas... y comen beben ...y caminan por ahí! ¡Miden más de un metro! ¡Y habitan en las ciudades! Para ser más claros estos agentes externos son del tipo: homo sapiens destructor.

¡Qué bárbaros!
Ellos son quienes le avientan piedras y lo quieren ver morir...

domingo, 25 de marzo de 2018

Luz y sombra



Leer en el momento presente es una gran labor...

Hace décadas no existían tantas distracciones para el lector estudiante,
con sólo tener un libro en las manos era suficiente para entrar en otro mundo.
Ahora tenemos ese mundo en la bolsa, en las manos, en los ojos y en la cabeza...

Para quienes desean ilustrar su vida deben hacer un sacrificio,
que consiste en cerrar ese gran mundo de la información
a voluntad... momentáneamente...¿para qué?

Para adentrarte en el mundo de los libros.

Luz: un mundo que no requiere más que la voluntad de tomar el libro y leer...
aunque parezca anticuado... ¡no lo es!

Sombra: la falta de lectura de libros hará que no despiertes, 
puesto que el mundo de los libros
es una oportunidad para conocer 
otros aspectos de la vida humana:
romances, guerras, historia, fábulas, cuentos de todo tipo:
de misterio, de aventuras, de fantasía...
Novelas que te abrirán el telón de lo que pudiera ser tu vida...

Si lees haces un sacrificio... pero ese sacrificio vale la pena...
Te adelantarás en el reloj del tiempo a construir 
tu vida y  a cómo quieres que sea...

Luz y sombra necesitamos para variar nuestra situación
presente, pasada y futura...
no podemos darnos el lujo de prescindir de una o de otra...
ni de la luz ni de la sombra...

Plenos de energía y también descansar...
Estos dos aspectos van de la mano...
Como la luz y la sombra.


sábado, 10 de marzo de 2018

Aprende a volar


Esta era una pequeña gaviota hijo que no sabía volar...

Lo único que veía desde que nació fue el pico de su madre
con una señal roja... y esa le hacía buscar en ella su alimento.

Así es la vida de las gaviotas desde que nacen algo las estimula
para nutrirse y ser fuertes... sin ese alimento... sin ese apoyo...
sin esa aportación maternal no son nada...

El tiempo le llega a cada criatura que pisa la tierra...
"¡ya estás preparado!" le dice la madre a su hijo...
<<no toda la vida será así...>>
Y la  gaviota madre voló de ahí...

La tristeza por la falta de la madre hizo llorar
a la gaviota hijo...
Sus lágrimas humectaron su rostro y se deslizaron por su plumaje
hasta caer en la arena del suelo...

"¿Qué haré ahora que ya no está mi madre?
La pequeña gaviota hijo caminaba porque no sabía volar...

Llegó la noche y la avecilla sintió hambre y frío...
Aún con todo esto se durmió y soñó con una cálida y hermosa playa...
Un lugar apto para vivir... Y ser feliz...

Al despertar llegó la gaviota padre y se le quedó mirando...
sus ojos eran adustos para con la gaviota hijo
y esto lo hizo ponerse cabizbajo...

De repente la gaviota padre con un aire de épico misticismo
que parecía como si el padre le diera su poder de gaviota
le susurró al viento: "¡Aprende a volar!" y se fue...

Y la gaviota hijo sin comprender nada en su soledad
decidió ir al acantilado costero para ver si el aire le traía a sus padres...

Y el viento le susurró al oído: <<"Aprende a volar... hijo">>
y la gaviota hijo se aventó por el acantilado usando sus alas
para dejar que el viento le ayudara a no caer...
Y efectivamente cayó aunque con una suavidad
que le recordó a su madre y su cariño.

Se dio cuenta que el viento era ahora su padre
pues constantemente le llegaban los aires de su lucha espiritual...
y la playa soñada el lugar para buscar lo que ya solo tenía que encontrar...

<<"Aprende a volar">>


Por Raúl Bazet

miércoles, 21 de febrero de 2018

El alma armónica

Un trino rompe el silencio...
entona una melodía para una película jamás vista
que ahora mismo estoy viendo...
un ave es la protagonista y yo un simple espectador.

Escuchar este canto fue una sorpresa de la casualidad
y servirá de inspiración para un concierto.
De hecho creo así es como muchos compositores
llegaron a crear sonidos armónicos
salidos de los vientos y las criaturas...

Dame una tarde para pintar la música y tendrá tonos sepias, ocres y marrones...
cuando salga la luna mi melodía se convertirá en una bóveda llena de chispas
esparcidas al contacto de las copas de los árboles en contraste con el cielo de noche.

Y el ave se acurruca con el manto fresco de la suavidad vespertina que fenece...
que guarda en la penumbra de los follajes un alma armónica...
¡No te vayas sin que te cante por la tarde y la vida cambiará sin que lo percibas!

Una palabra de esperanza:
¡Sol!

Mañana te espera el canto del ave para seguir funcionando y significando a mi música.

Por Raúl Bazet